jueves, 16 de abril de 2009

Amigo egresado

Esta tarde, sentada en la plazoleta Barrientos de la UdeA, me tomaba un granizado muy contenta, cuando empecé a recordar mis épocas de estudiante, especialmente en los primeros semestres.

Uno de estudiante es, lo que se llama popularmente, un completo "vaciado". Con unas ganas enormes de vivir, aprender, pasear, rumbear y pasar bueno y sólo los dos mil pesos del pasaje en el bolsillo, y muchas veces ni eso. Recordaba hoy que el pago de cada semestre me costaba 400 mil pesos y eso para mí era un problema gigante al inicio de cada período académico y que a veces tenía la ligereza de comerme un burrito en la entrada de Barranquilla y con eso ya descuadraba la plata de las fotocopias.

Pero el punto no es ese. Afortunadamente ya tengo en mi billetera un carné verde que me acredita como egresada de la Universidad de Antioquia, otro de docente de cátedra de la misma institución y unos pesos más que me permiten tomarme dos, tres y hasta veinte granizados, sin sentir el menor remordimiento.

El punto es que el estar en esta nueva amable posición, me hizo pensar que dentro del mismo campus hay otro montón de "primíparos" que aún están en la etapa difícil del asunto y que como mínimo agradecimiento con la institución, la sociedad y la vida, por permitirle a uno tener un cartón amarillo que dice "Universidad de Antioquia" y la mucha o poca solvencia económica que eso le represente, uno debería contribuirle a los muchachos de alguna forma.

¿Y entonces?

Estuve averiguando y me enteré de que en la UdeA hay un programa que se llama "Egresado Benefactor" en el que uno o varios egresados asumen el pago de la matrícula de uno o varios estudiantes que tengan la necesidad y el buen rendimiento académico. Así que se me ocurrió contarles, pensando que seguramente hay mucha más gente agradecida que se acuerda de lo difícil que es estar en esa posición.

Además, pensaba que saliéndonos del discurso de la U pública, en las universidades privadas hay muchas personas que también pasan las "duras y las maduras" y que seguramente quienes ya egresaron de estas instituciones también pueden encontrar programas como este para colaborarles a esos estudiantes que están "vaciados", como una vez lo estuvimos nosotros.

Ahí les dejo la inquietud.

Laura

3 comentarios:

Camilo Arango Bedoya dijo...

Apenas egrese me uniré a la causa, por supuesto.

Si la U se encargara de difundir este programa de becas, con seguridad mucha gente tomaría la misma actitud de volverse benefactor.

Habría qué preguntarles qué tanto les ha funcionado hasta ahora. Y luego se preguntan que para qué un comunicador.

Laura Caro dijo...

Hola Cami, gracias por comentar.

Sí, es cierto, personalmente me dí a la tarea de buscar información sobre el programa porque me acordé que en alguna inducción había escuchado hablar sobre el mismo, pero le falta muchísima difusión.

Incluso a uno como profesor a veces se le acercan estudiantes embalados y uno ni siquiera conoce todas las alternativas que se les pueden ofrecer.

Cuando sepa más sobre el programa, voy a estarlo publicando, porque sería muy chévere si otros se animam.

Laura

José Camilo Giraldo Ovallos dijo...

Excelente programa e idea, que la verdad no habia visto en ninguna Universidad, la verdad no soy de la Udea ni nada...solo sigo este blog porque me parece muy interesante lo que escribes Laura "tocaya" y ps nada si tengo la oportunidad contaré esa buena idea aqui en la Universidad de la que egresé, ahh bueno pa que no te extrañes Laura Camila, yo fuí un alumno tuyo en un curso del senavirtual el año pasado y soy tutor virtual de sena aqui en cucuta...a proposito has sabido algo de la continuación de ese curso que hicimos. FELICITACIONES POR TU BLOG... ya se han enterado algunos por aca..buena estrategia comunicativa...