lunes, 5 de abril de 2010

Ni padre, ni mesías, ni estrella de rock

Este post tiene como objetivo exponer mi primera razón, para decidir apoyar al profesor Antanas Mockus como presidente de Colombia y a la vez invitar a sus seguidores a reflexionar sobre la mejor manera de apoyarlo: basados en los argumentos.

Mi primera razón: un presidente NO es un papá

En Colombia tenemos una cultura democrática muy desafortunada, si es que a eso se le puede llamar cultura. Los colombianos no acostumbran a leer programas de gobierno, votan basados en caras y lemas de campaña, por eso, suelen dejar las decisiones ciegamente en manos del gobernante electo y posteriormente no tienen ni los argumentos, ni el conocimiento de las herramientas para evitar decisiones que los perjudican.

Por eso, votaron por el candidato que prometía "acabar con la guerrilla" aunque ello implicara someterse a situaciones sumamente negativas para el interés público en las áreas salud, agricultura y derechos humanos, entre otras. Los colombianos no están acostumbrados a elegir un presidente, sino un papá, que toma decisiones sin el concurso de los "ignorantes" hijos, quienes no tienen otra opción que someterse.

Sin embargo, el profesor Antanas Mockus, constituye una nueva y muy complicada opción para los colombianos, porque no habla de tomar las mejores decisiones ni de ser el ser humano y/o gobernante perfecto, sino aquella persona que tiene la capacidad y la voluntad para enseñarles a comenzar de una vez por todas a ejercer el papel que por obligación les corresponde: el de ciudadanos.

Por supuesto que esta es una acción bastante complicada, porque para cualquier ser humano es más simple elegir sin leer y luego quejarse, que tomarse el trabajo de entender las propuestas y votar a sabiendas de que va a desempeñar un papel en su cumplimento.

Pero si miramos en detalle, esta opción es, de lejos, la más benéfica aunque sea la más complicada. La única manera de no ser engañados, de llegar a consensos que beneficien a la mayoría y de alcanzar un desarrollo social sustentable, es logrando que la ciudadanía tenga un papel activo en las decisiones y en las acciones, un papel activo, consciente y argumentado que es el que Antanas Mockus propone con esa vaina que a todo el mundo le suena tan raro la "Cultura Ciudadana".

Y la reflexión...

Precisamente la campaña y el accionar de Antanas Mockus ha sido distinto al de los demás políticos, especialmente del actual presidente de Colombia, porque siempre se ha presentado ante la sociedad como un profesor que con su lúdica, a la que otros prefieren llamar "locura", pretende educar a los ciudadanos e invitarlos a hacer parte de la solución.

No se vende como un papá que toma decisiones por sus hijos impotentes y desamparados, tampoco como un mesías que viene a rescatarnos de las garras del terrorismo, ni mucho menos como una brillante estrella de rock. A estas últimas figuras, la gente las ama sin importar sus defectos y las defienden ciegamente de las críticas aunque estas estén bien fundamentadas, pero esa figura NO es la de Antanas, no es esa la que él propone y tampoco la que necesitamos ver nosotros para poder aprender y convertirnos en los autores de nuestro propio cambio.

Así que seamos coherentes, por favor. Si hemos de apoyar a Antanas Mockus, hagámoslo del modo adecuado: leamos sus propuestas, escuchemos los debates y ante todo, argumentemos. No empañemos con fanatismos una campaña que no los ha pedido y que es incompatible con ellos. Todos sabemos que él como candidato tiene sus pros y sus contras y como ser humano sus defectos y cualidades, pero que su potencial como gobernante es más grande que el de cualquier otro, no por sus propias fuerzas, sino porque es el único que se ha dado sinceramente a la tarea de ponernos a trabajar a todos y no endiosarse a sí mismo.

5 comentarios:

Camilo Arango Bedoya dijo...

Cuando la gente se pone en la tarea de endiosar a cualquier figura pública, sea cual sea su ámbito de acción, luego cae en una profunda decepción ante cualquier error o muestra de humanidad.

¿Podría compararse -obviamente guardando distancias- con lo que pasó con Juanes y su chiste sobre Chávez? Al fin y al cabo estamos hablando de seres humanos a los que la gente ha dado un poder simbólico o real, ¿no?

Por otro lado, muy pertinente tu reflexión. Con la popularidad que va tomando Mockus es muy común que empiece a ganar adeptos porque sí, por moda o porque una masa crítica evidentemente se está yendo por ese lado. La invitación a conocer las propuestas hay que seguir recalcándola.

Anónimo dijo...

Hola Laura.
Me parece que a tu entrada le falta objetividad, a través de la lectura sentí tu clara inclinación y/o preferencia hacia Mokus y es claro que tu intención es exaltar sus méritos para la presidencia de Colombia.
No se si me equivoco, pero este espacio puede ser compartido por muchas personas con o sin conocimientos políticos y, aunque no hablas con nombres propios, creo que también deben exponerse las razones y no solo hacer comentarios de los demás candidatos respecto a sus errores, "endiosamientos", entre otros.

De otro lado me parecen muy pertinentes tus comentarios, hace unas semanas veo a muchas personas cercanas a mi, que considero intelectuales o personas con buena cultura, han sido consumidas por la publicidad y los anuncios Antanas y la verdad a veces me parecen molestos pero este no es el asunto, lo importante es analizar cada candidato, desde el "guerrero" hasta el "intelectual".

¿Qué opinas de la adhesión de Fajardo? teniendo en cuenta una entrada anterior que publicaste?

Laura Caro dijo...

Estimado "Anónimo"

Estoy muy de acuerdo en que el texto tiene bastante subjetividad, porque precisamente su intención es expresar mi apoyo a Antanas Mockus, lo cual no me parece negativo, teniendo en cuenta que desde el comienzo dejo claro el objetivo del artículo y no lo ofrezco como una visión neutral. De este modo, nadie resulta engañado.

En cuanto a la visión política, creo que tienes toda la razón. A veces peco por opinar sin contextualizar, sabiendo que eso es lo primero que uno debe hacer para que la gente le entienda. Por eso, procedo a añadir algunas cositas al artículo.

Y finalmente, pienso que lo importante de tener una opción académica como Antanas, es que correspondamos a ella con conocimiento y argumentación, dejando de lado los fanatismos.

Muchas gracias por tu comentario,

Laura

Fabian Mauricio dijo...

Excelente Articulo! Lo compartiré en facebook. PD:Abre la opción de que cualquiera pueda opinar!

Pedro dijo...

Qué oportuno.
A mi no me importa si la opinión de la hermosa Laura está sesgada o no.
Lo preocupante es que efectivamente hay una modita en estos dias, de apoyar esa campaña. Modita igual de sospechosa que la modita antitaurina o vegetariana.
Cuándo me pondré yo de moda?