jueves, 24 de abril de 2014

Nosequé

Usted podría ser alevosamente sensual, alevosamente serio, alevosamente malo, alevosamente bueno, alevosamente fuerte, alevosamente escandaloso, alevosamente silencioso, alevosamente tímido, alevosamente grosero, alevosamente seguro, alevosamente errante, alevosamente tierno, alevosamente rudo, alevosamente ordinario e incluso hasta alevosamente feo.

Podría ser cualquier cosa siempre que lo fuera sin un dejo de resignación. Siempre que tuviera el descaro, la desfachatez y la desvergüenza propios de la alevosía, usted atraería irresistiblemente incluso, especialmente, a quienes no comprendan ese nosequé.

1 comentarios:

Noemi dijo...

Bendiciones hermanos, les visito desde El Salvador Centroamérica.
Mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com